Oaxaca y Monteverde: dos contextos distintos, muchas lecciones comunes

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Vea cómo fue el intercambio del Fondo Comunitario Monteverde, de Costa Rica, a la Fundación Comunitária Oaxaca, de México

 

Las regiones donde la Fundación Comunitaria Oaxaca (FCO) y el Fondo Comunitario Monteverde (FCM) actúan son muy distintas. Mientras la primera enfoca en un estado mexicano con 570 municipios y más de 3 millones de habitantes con una gran diversidad cultural y ambiental, la segunda trabaja para un pueblo costarriqueño que se ha distinguido por la conservación del ambiente y una historia cultural particular.

Sin embargo, todos los programas de la FCO tienen aplicaciones para el FCM, sea por ideas de áreas nuevas por explorar o lecciones de cómo mejorar los proyectos actuales, como ha resumido Noelia Solano, oficial de programa del Fondo Monteverde que conoció la Fundación Oaxaca a través del intercambio promovido por la Red Iberoamericana de Fundaciones Cívicas o Comunitarias.

 

Del 14 al 17 de diciembre del 2018, Noelia visitó, in situ, las iniciativas de la Fundación Oaxaca:

  • El proyecto Color y Cultura: un sitio de comercialización para cinco microempresas y organizaciones del estado de Oaxaca. La Red de Comercialización proporciona una forma de generar ingresos adicionales de forma justa para las microempresas participantes. Noelia pudo conocer la administradora de la tienda, Nohemí, y también discutió el contexto de trabajo de la FCO y el financiamiento de su trabajo.
  • Programa de aprovechamiento sustentable de la resina de árboles (hecho en alianza con la organización Mixteca Sustentable y la empresa AlEn): en el pueblo de Tiltepec, una de las 12 comunidades apoyadas por el proyecto, Noelia vió donde se extrae la resina y pudo compartir con los resineros la experiencia de Monteverde en el ámbito de conservación y ecoturismo. “El viaje de más de una hora al sitio visitado también nos permitió apreciar los diferentes ambientes ecológicos y sociales en los que trabaja la FCO”, dijo.
  • Programa Becas Comunidad: en visita al pueblo de Teotitlán, Noelia visitó la microempresa Vida Nueva, que se ha desarrollado por 20 años y está compuesta de mujeres artesanas tejedoras de la comunidad que han recibido capacitación para poder formarse y desarrollarse como una microempresa; y la empresa cooperativa Bii Daüü, un grupo de 10 familias de artesanos tejedores que también ha recibido asesoramiento de la FCO para desarrollar su organización como parte del programa de fortalecimiento de organizaciones de base.

“El proyecto de aprovechamiento de resina nos deja la lección de que podemos como una fundación comunitaria apoyar proyectos que no sólo atienden a las necesidades de conservación del medioambiente, pero también a diversificar la economía local.” Noelia Solano (FCM)

 

Los contextos de filantropía en Oaxaca y en Monteverde

Las fuentes de financiamiento de los programas de la mexicana FCO vienen de alianzas con fundaciones y organizaciones que trabajan a nivel global, nacional y local, además de con gobiernos locales y otros.

Lo mismo pasa con el FCM, de Costa Rica, pero también ellos también recaudan fondos localmente de empresas pequeñas y del turismo a Monteverde. En Oaxaca, según Luis Ruiz Saucedo, director de la FCO, las alianzas con empresas han sido difíciles de formar.

 

Lecciones para el Fondo Comunitario Monteverde y otras Fundaciones

Noelia ha resumido los aprendizajes de la visita a la Fundación Oaxaca:

  • Enfoque en proporcionar capacitación y fortalecimiento a los beneficiarios del trabajo;
  • Importancia de identificar el punto en que la organización beneficiaria puede fortalecerse por sí sola o en que requiere otros tipos de fortalecimiento y apoyo;
  • Importancia de triangular esfuerzos entre ONGs, el sector gobierno y empresas;
  • Importancia de que organizaciones de base y ONGs sean auditadas por contadores externos (no solamente por el contador interno de la organización);
  • Importancia de trabajar desde la cultura, valores y mejores costumbres de la comunidad.

 

El informe completo hecho por Noelia Solano está acá.

Share this Post!

About the Author : ICOM


0 Comment

Send a Comment

Your email address will not be published.